Destacados

Se legalizan los nuevos escenarios para el médico general

Mediante resolución reglamentaria pendiente de la firma del Sr. Ministro, se entrega las funciones y responsabilidad de la atención primaria en salud de las familias y comunidades a las EPS, de esta manera se limita el alcance y la responsabilidad de la salud que debería asumir nuevamente el médico general como responsable de sus pacientes y sus familias. Igualmente se pierde la relación autónoma y directa que debe tener el médico general con sus principales apoyos profesionales, especialmente los pediatras, gineco-obstetras , internistas y cirujanos, para la toma de decisiones y garantizar la continuidad del servicio, en contravía se reglamentar la responsabilidad de la referencia y contrarreferencia de pacientes en manos de las EPS como juez y parte de este proceso.
Con la firma del decreto las EPS asumen en los territorios la representación del “usuario”, y la coordinación, gestión y el monitoreo de las acciones para identificar y atender todos los grupos de riesgo en salud, para implementar los RIAS ( Rutas integrales de atención en salud), hacer el seguimiento de los grupos de pacientes y la aplicación de los modelos predictivos de riesgo, entre otras muchas responsabilidades que son responsabilidad de los médicos generales como prestadores del servicio de atención primaria y no a las EPS como aseguradoras del sistema de salud.
La responsabilidad de una atención humanizada, con una relación directa y cercana a los pacientes y sus familias, y un conocimiento claro de su situación, ya no sería legalmente responsabilidad directa del médico general mediante la caracterización y priorización de sus familias y pacientes; con este decreto reglamentario pasa a ser responsabilidad directa de las EPS, convirtiendo al médico general en simples operarios de las políticas de segmentación y contratación que vienen haciendo estas instituciones para garantizar la eficiencia de su inversión. En varias regiones de nuestro territorio se concreta bajo el monopolio del capital financiero con una creciente administración de los recursos y servicios también del régimen subsidiado. De esta manera se transforma el ejercicio de la profesión y se cambia el carácter humanístico y social que embellecía la medicina, y le daba sentido a nuestro trabajo.
La propuesta de organización en los territorios de las redes de servicios de salud donde pudieran participar los médicos generales a través de sus consultorios y/o IPS de atención primaria, y se establecieran las acciones coordinadas entre los diferentes actores del sistema bajo el liderazgo del ente gubernamental territorial, pasa a ser una lejana posibilidad al mantenerse el monopolio de la contratación y la red de servicios en manos de las EPS y la correspondiente restricción para ejercer el derecho a la libre escogencia por parte del paciente y su familia. En estas condiciones, los avances técnicos y científicos, especialmente en las tecnologías de la información y comunicación en salud, se colocan al servicio de pocas EPS y se restringe la aplicación en manos de nuestros colegas al entregarse los elementos estratégicos y prácticos de la atención primaria a las EPS. La apropiación y uso de la tecnología en pocas manos es otro gran golpe que reciben los médicos generales en cada uno de los territorios. Podemos encontrar la información gubernamental en el proyecto de resolución pendiente de la firma del Ministro de Salud y protección social sobre el Modelo de Acción Integral Territorial – MAITE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *