Últimas Noticias

In Memoriam Doctor Vivian Arcila (Ver mas)

El pasado 25 de abril sorprendió a los egresados de la Facultad de Medicina la noticia del fallecimiento del doctor Vivian Arcila. Mas de 55 promociones de médicos de la Universidad de Antioquia fueron sus alumnos.

El pasado 25 de abril sorprendió a los egresados de la facultad de medicina, la noticia del fallecimiento del doctor Marco Vivián Arcila González. Había nacido en Jericó en el año 1927, fue bachiller del liceo antioqueño y en 1951 se graduó en medicina en la Universidad Javeriana en la ciudad de Bogotá. Después de su práctica profesional en el Hospital Santa Clara viajó a los Estados Unidos para especializarse en cirugía cardiovascular y de tórax en Saint Elizabeth’ Hospital en Chicago.

Más de 55 promociones de médicos de la Universidad de Antioquia fueron sus alumnos en el Hospital Universitario San Vicente de Paul. Allí, en el Hospital La María y en el Seguro Social aprendieron de él no sólo el ejercicio quirúrgico preciso y la práctica de la broncoscopia sino el recio sentido ético del ejercicio profesional.  “Los pacientes son mis jefes” dijo alguna vez el doctor Vivián, supo hacer de la medicina un servicio social, sin pensar nunca en que esa sería fuente de riqueza económica.

Sus alumnos, los médicos y enfermeras que trabajaron a su lado recuerdan su voz fuerte con la autoridad del saber médico, su generoso trabajo sin pensar en el día o en la hora; sus enseñanzas en el paso de ronda con los estudiantes y los procedimientos quirúrgicos acertados en situaciones de  emergencia.

El desempeño profesional de doctor Arcila le merecieron reconocimientos de la Universidad de Antioquia, el Hospital la María, la Asamblea Departamental y la gobernación de Antioquia con las medallas Jorge Robledo Ortiz y Héctor Abad Gómez en categoría oro.

Unido a su ejercicio profesional el doctor Vivián fue dirigente deportivo en la liga de natación de Antioquia, desde donde inculcó a sus hijos y a varias generaciones de nadadores, el sentido de la responsabilidad  a través del deporte.

Su talante, su integridad, su sabio ejercicio de la medicina serán recordados por egresados del Alma Mater como una sensible pérdida para el cuerpo médico. Desde estos renglones expresamos a su esposa la señora Fanny Londoño de Arcila, a sus hijos Catalina, Santiago, Consuelo y Ximena, lo mismo que a sus nietos nuestra solidaridad ante la tristeza de su partida  y admiración al maestro de tantas horas.

Por: María Cristina Arango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *