fbpx
Destacados

Expectativas con la elección del Rector UdeA

El nombramiento del Rector John Jairo Arboleda para un segundo periodo en la Universidad de Antioquia, con la anuencia del estamento profesoral y una escasa participación de los estamentos estudiantil y de egresados, permite la estabilidad administrativa necesaria para enfrentar los importantes retos de la Universidad de Antioquia, El Alma Mater insignia de los Antioqueños.

La capacidad del equipo rectoral para generar estrategias colaborativas que facilitan la articulación entre todos los institutos, facultades, centros y grupos, es una importante ganancia del anterior periodo rectoral, que esperamos permitan seguir enfrentando con éxito los retos de la pandemia y más allá las oportunidades y desarrollos que esta nos trae. La facultad de medicina, con su Hospital Digital, sus campañas educativas y sus Equipos de Investigación son un importante ejemplo que la ha colocado en un primer lugar a nivel local y nacional.

Una de las mayores preocupaciones seguirá siendo el equilibrio financiero de la UdeA. La política de privatización a través de venta de servicios y los aportes conseguidos en el área de la investigación entre otros, representan en el caso de la facultad de medicina mas de la mitad de sus ingresos. Es de resaltar el diseño de herramientas como el “Marco financiero de mediano plazo”, un mecanismo de planeación financiera a 10 años que esperamos nos permita un mayor conocimiento de la situación real en este aspecto y una planeación adecuada para cumplir con las obligaciones presupuestales del Alma Mater. Seguirá siendo de la mayor responsabilidad el gestionar los recursos que corresponden al gobierno nacional y departamental, y continuar sensibilizando al Municipio de Medellín, el ente más beneficiado, para que la incluya en sus aportes como Universidad Pública que desarrolla una importante gestión a nivel local.

Una de las mayores fortalezas son los avances logrados para la comunidad Universitaria y los programas de extensión; mantener y ampliar la matricula cero para los estudiantes como corresponde a la Universidad Pública, el énfasis en las poblaciones mas humildes, el desarrollo de la infraestructura tecnológica y los nuevos modelos educativos, la provisión de apoyo alimentario y de vivienda para estudiantes de otras regiones y en general las políticas y proyectos sociales son aportes de gran valor que estamos seguros seguirá haciendo nuestra Alma Mater.
Las expectativas con los egresados no son menos importantes, desde el inicio del primer periodo del Sr. Rector esta pendiente corregir el rumbo que se ha tomado en este aspecto: seguimos aspirando a ser un estamento universitario a través del reconocimiento del estatuto del egresado. Hasta el momento se tiene un representante en el consejo superior que actúa con la independencia que le permite la ausencia de dinámicas organizativas y democráticas para opinar sobre las importantes decisiones que se toman en la Universidad. Si bien existe programas y proyectos del programa de egresados desarrollados con y para ellos y un contacto permanente, cada vez mas global, con aquellos egresados que han logrado sobresalir en sus áreas profesionales, mantenemos la aspiración a desarrollar trabajos colaborativos que fortalezcan las Asociaciones de egresados, para que concretemos la responsabilidad de la UdeA con el desarrollo profesional de sus egresados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *