fbpx
Ejercicio Profesional

Continúa Escandalosa situación de salud en Indígenas del Bajo Atrato Chocoano

La Asociación de Egresados de Medicina de la U. de A. emprendió hace 4 años el programa de extensión con los resguardos indígenas del Municipio de Bojayá. Aprendimos que los esfuerzos por detener las escandalosas tasas de mortalidad, principalmente infantil, para ser exitosos, deben convencer a sus dirigentes gubernamentales y a los líderes indígenas de que el camino es acogiendo las orientaciones de salud emanadas desde el Ministerio y rechazando los intereses políticos y económicos de una buena parte de la dirigencia Chocoana. Podemos entender este fenómeno con un breve recuento de esta experiencia.

Con el apoyo de la Facultad de Medicina y el esfuerzo de la Asociación de Egresados, hace 4 años se logró capacitar como promotores de salud indígena a 43 representantes de los 8 resguardos con sus 23 comunidades asistentes a las capacitaciones. Hace 3 años presentaron sus propuestas al Plan de Desarrollo del anterior Alcalde de Bojayá, destacándose la necesidad de crear la red de equipos de salud indígena en cada territorio para tener servicios de salud en sus comunidades, propuesta que no fue aceptada y en cambio se continuo la alianza de las EPS del Choco con los líderes indígenas en la capital Quibdó para realizar esporádicamente visitas a los resguardos y mantener la contratación con uno o dos centros de salud en Bellavista. Fue evidente la ausencia de los servicios de salud en las comunidades más dispersas, el rechazo a las políticas de salud, principalmente al MIAS (Modelo Integral de Atención en Salud) y  el interés de aplicar los recursos en contratos hoy cuestionados por la falta de acceso y las altas tasas de mortalidad no registradas oficialmente.


La Asociación de Egresados hizo el esfuerzo de desplazar al territorio salubristas y un epidemiólogo para registrar las escandalosas tasas de mortalidad infantil en Bojayá con el apoyo de las comunidades indígenas, además se continuò con la capacitación de los promotores indígenas principalmente en enfermedades tropicales y malaria, con el apoyo de la Facultad de Medicina. El resultado no se dejó esperar, se informó al Ministerio de Salud y al Comité de Derechos Humanos del Senado de la República sobre la situación humanitaria, el Sr. Ministro por la insistencia de la Senadora Presidenta del Comité de Derechos Humanos aprobó un plan de choque, pero ante la dificultad de enfrentar la situación con las EPS chocoanas y las IPS de Quibdó y Bellavista no se realizó el plan de choque con los equipos de salud Indígenas, se continuo con la estrategia de visitas muy esporádicas a las comunidades afectadas y la atención fuera de su territorio en Quibdo y Bellavista.

Ante este nuevo fracaso y la permanente insalubridad de las comunidades, el programa de extensión de Asoegresados Medicina y algunas comunidades de Bojayá, continuaron la capacitación e iniciaron la prueba piloto del modelo de atención promovido por el ministerio de salud. Dicha prueba piloto  hizo énfasis en la dotación de antenas satelitales y atención materno infantil con tele asistencia y tele educación, proyectando los costos de la dotación del proyecto y las necesidades de contratación con las EPS para la atención básica en la red de atención en salud de las comunidades indígenas.

Hoy con nuevo Alcalde y Nuevo Concejo Municipal, las comunidades indígenas de Bojayá presentan nuevamente su propuesta al Plan de Desarrollo Municipal para hacer realidad la atención de salud en cada resguardo indígena. El proyecto implica la asignación de recursos en salud para la dotación de sus Centros Interculturales de Salud,  la dotación de TIC para el acceso a Internet y la propuesta de una red de servicios basada en la telemedicina para la atención permanente en sus comunidades acogiéndose a la resolución 2654 de 2019 que facilita el acceso y la oportunidad de prestación de servicios en zonas dispersas, y el Modelo de Atención Integral Territorial (MAITE) Resolución 2626 del 2019 que contiene las acciones y herramientas para los acuerdos interinstitucionales y comunitarios para la atención integral y el acceso a los servicios.

 Si la la infraestructura básica es aprobada en el Plan de Desarrollo 2020 – 2023, esperamos que el  programa de extensión de Asoegresados Medicina U. de A. pueda continuar el apoyo al  talento humano indígena y el apoyo para a la habilitación de la IPS de los CIAS (Centros Interculturales de Salud), prerrequisito para iniciar con las EPS la contratación de la atención básica en los territorios indígenas . Todo este es el camino para la atención de salud en sus territorios,  para enfrentar los altos índices de mortalidad y para garantizar el desarrollo de los planes de vida de estas Comunidades Indígenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *